Conectate con nosotros

General

El Club Universitario La Plata otra vez pende de un hilo

La situación del club vuelve a complicarse. La entidad está burlando lo  establecido en la Ley de Salvataje de Entidades Deportivas. El Juez Atela podría tomar una determinación en los próximos días.

A la larga lista de incumplimientos del Club Universitario se suma un nuevo hecho que podría precipitar graves consecuencias. Hace un año y medio, tras comprobarse el fracaso del Concurso de Acreedores, el  juez en lo Civil y Comercial N°2 de La Plata, Vicente Atela, aceptó conceder una vida más al club al aceptar la adhesión al paraguas jurídico de la Ley 25.284 de Salvataje de Entidades Deportivas (Ley Racing). Era la única forma de eludir la quiebra. Pero la ley exige por otro lado que el club está imposibilitado de generar cualquier deuda nueva, es decir debe funcionar con déficit cero. Eso motivó el despido de 25 trabajadores que hoy reclaman junto a su gremio UTEDYC que se ordene el remate de los bienes para saldar las indemnizaciones.

Esa drástica medida no resolvió el déficit y resintió el funcionamiento del club. Más aún, la conducción de UTEDYC acaba de realizar una presentación en el Juzgado en la que documenta que no se está cumpliendo con el pago integral de salarios. Es decir, está generando una nueva deuda y por tanto violando mes a mes lo estipulado en la Ley Racing. Cada día que pasa el pasivo crece y crece. Sería inminente que el juez Atela adopte alguna decisión dado que el destino institucional del club está monitoreado por su juzgado y  de ninguna manera puede convalidar un incumplimiento de la ley.

El Secretario General de UTEDYC La Plata, Fernando Argüelles, explicó que “el club apenas realiza un pago parcial de los salarios. Lo que hicimos fue notificar al juez que le están mintiendo, que el club no está equilibrado y que otra vez se genera una deuda que no para de crecer. Pusimos arriba del escritorio del juez Atela la prueba irrefutable de que se está consumando un vaciamiento del club que supone una estafa a los trabajadores y también a quienes resultan acreedores del club. Reclamamos una decisión de la justicia para que frene este atropello jurídico. La Ley Racing está pensada para sanear a los clubes no para brindarle impunidad a sus dirigentes”.

Cabe señalar que este no sería el único incumplimiento del órgano fiduciario que hoy administra el club. Atela ya ordenó que se paguen las indemnizaciones completas a cinco de los trabajadores despedidos y sería inminente que haga lo propio con el resto de los trabajadores despedidos. Pero esa directiva fue completamente ignorada por los integrantes del órgano fiduciario.

Últimas Noticias

Videos