Conectate con nosotros

Policiales

Gendarme baleó en la cabeza a un ladrón que intentó asaltarlo

Un cabo de Gendarmeía baleó a un delincuente que lo asaltó cuando se encontraba con su pareja, en Villa Ponsati, mientras que el cómplice del malviviente logró darse a la fuga.
El violento incidente ocurrió esta domingo a la madrugada en 117 entre 601 y 602, cuando fue sorprendido mientras se encontraba con su mujer a bordo de una moto Honda CB150R por dos ladrones, que también circulaban en un rodado marca Honda Titan 150 cc, color roja.
Uno lo amenazó con un arma de fuego calibre 32 largo y le exigió el vehículo. El uniformado se lo dio y “procuró en todo momento resguardar la integridad física de su concubina”, de acuerdo a un vocero oficial consultado por este medio.
En momentos en que los cacos se daban a la fuga, la víctima extrajo su propia pistola reglamentaria, se identificó y disparó, ya que “en ningún momento dejaron de apuntarlo a él”.
El proyectil impactó en la cabeza de uno de los malhechores, quien cayó al piso, balbuceó su nombre y su apellido y quedó inconsciente. A su vez, la persona que lo acompañaba huyó a bordo de la moto en la que llegaron.
El herido, de entre 15 y 20 años, fue trasladado de urgencia al Policlínico San Martín, donde se estableció que presentaba un orificio pequeño de entrada por el lateral izquierdo y de salida por el lado opuesto de la cabeza. “Se encuentra en estado crítico y los facultativos aún no decidieron si van a intervenirlo quirúrgicamente”, amplió la fuente consultada.
Ante el arribo de los peritos, se secuestró el revólver que llevaba el hampón, que tiene capacidad para seis proyectiles y en ese momento albergaba cuatro, uno de ellos “con una leve marca de percusión”. Además, se incautó una vaina servida nueve milímetros y la pistola del gendarme, que deberá ser analizada científicamente.
Acerca del paradero del cómplice, nada se sabe, ya que tampoco la mujer del policía logró dar detalles al respecto. Tomó intervención la comisaría Decimosexta, el Comando de Patrullas La Plata y la UFI número 7, que caratuló la causa como “tentativa de robo calificado y lesiones”.