Conectate con nosotros

Sin categoría

Google rompe con Huawei, cuyos móviles se quedarían sin sus apps y actualizaciones

Como parte de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el gobierno de Donald Trump amplió el veto hacia Huawei y ordenó a las empresas estadounidenses anular toda operación conjunta. Esto significa que ni Google, ni Qualcomm, ni Microsoft (por citar algunas empresas) pueden venderle nada, ni cooperar con ellos, sin la autorización previa del gobierno estadounidense.
El impacto para Huawei es enorme: la compañía fue la tercera en ventas a nivel mundial en 2018, había superado a Apple en el inicio de este año y muchos la veían como la número 1 para 2020. Esta orden frenará notablemente este crecimiento. Pero: ¿de qué manera?
¿Dejan de funcionar los teléfonos Huawei?
Para los teléfonos que hoy están en el mercado en manos de clientes (tanto de marca Huawei como Honor, su otra línea), el único impacto conocido por ahora es el fin de las actualizaciones de seguridad que provee Google en forma mensual; el resto de los servicios seguirá funcionando normalmente, llegarán actualizaciones de las apps vía Google Play, etcétera. No habrá demasiados inconvenientes.
Huawei, por su parte, ya prometió que ofrecerá las actualizaciones de seguridad por su cuenta, aunque no indicó cuándo ni cómo; es probable que use la herramienta de actualización que ya tenía, pero también es casi seguro que habrá una demora entre la publicación del parche, su disponibilidad general en el ecosistema Android, y su publicación para equipos de Huawei.
Qué sucederá a futuro
Para los equipos venideros, Google no puede dejar, por orden del gobierno estadounidense, que Huawei use sus servicios. La firma china puede usar Android (que es un sistema operativo de código abierto), pero “pelado”, en la versión que se conoce como AOSP: no puede instalar la tienda de apps de Google, ni usar sus mapas, Google Assistant, etcétera (lo que se conoce como Google Play Services). Para Huawei no es inédito: así es como funcionan sus equipos en China, donde -al igual que los dispositivos de Xiaomi, Oppo, Vivo, etcétera- reemplazan toda la oferta de servicios de Google por una propia.
Amazon hace lo mismo con su línea de dispositivos Fire: es compatible con el resto de Android, pero usa sus propia tienda.Lo mismo va para Microsoft, Facebook, etcétera: son empresas estadounidenses y no pueden comercial de forma alguna con Huawei si el gobierno de EE.UU. no lo permite.
En lo que refiere al hardware la situación es la misma (Qualcomm no puede venderle chips ni tecnología), pero aquí Huawei tiene su plataforma propia, con los chips Kirin que ya usa en sus teléfonos, y su propia línea de módems, es decir, las dos piezas clave en un teléfono; no tendrá problemas en encontrar proveedores de pantallas, baterías y memorias en la propia China.

Continue Reading